Manifestantes rodean embajada saudí en Londres en repudio a ataques en Yemen

Manifestantes rodean embajada saudí en Londres en repudio a ataques en Yemen

Domingo, abril 12, 2015,

Manifestantes frente a la embajada saudí en Londres contra la agresión a Yemen. 11 de abril de 2015Cientos de personas airadas por más de dos semanas de agresiones saudíes a Yemen rodearon este sábado la embajada del reino árabe en la capital británica, Londres, para exigir el fin de los ataques e injerencias.

“Como pasa siempre con estas campañas de bombardeos, no se puede separar a los llamados ‘rebeldes’, que son un vasto movimiento político en Yemen, de los civiles ordinarios”, explicó a la cadena local London Live el representante de la plataforma Coalición Paren la Guerra (StWC, en inglés) John Rees.
Los manifestantes, muchos de ellos musulmanes británicos inquietos tanto por las víctimas yemeníes como por el ascenso de la islamofobia en el Reino Unido, portaban pancartas negras de la Coalición con el lema ‘Fuera las manos de Yemen’, entre otros como “¡Los dirigentes de la agresión saudí, a los tribunales ya!” y banderas yemeníes y de movimientos de izquierdas.
Una de las manifestantes, Maz Salim, se mostró especialmente preocupada por el previsible incremento de la hostilidad contra los musulmanes como sucede, según explicó, cada vez que se producen guerras en países islámicos fomentadas por los Gobiernos occidentales.
El padre de la propia Salim murió hace dos años en un ataque —que ella no vacila en calificar de “terrorista”— de un nacionalista fanático británico, en la ciudad de Birmingham, en el centro de Inglaterra.
“¿Sabe? Usted puede apuntar a un cuartel hutí, pero éste está al lado de un bloque de apartamentos y resulta que no existen armas tan inteligentes como para no darle a los apartamentos, y eso es lo que estamos viendo: mujeres, niños, gente completamente inocente, muriendo como moscas por estos bombardeos”, insistía Rees a la prensa frente a la embajada.
Desde el 26 de marzo, Arabia Saudí y varios países árabes emprendieron una campaña bélica contra Yemen con luz verde de Washington bajo el pretexto de restituir en el poder al presidente huido Abdu Rabu Mansur Hadi.
La ofensiva busca en realidad debilitar al movimiento popular Ansarolá, y con él, el despertar islámico de ese país. Ansarolá combate además al grupo terrorista Al-Qaeda y obstaculizar la labor antiterrorista de este movimiento dice mucho de las verdaderas intenciones de los EE.UU. en Oriente Medio.
HispanTV

Último informes: La tensión en Yemen entre Arabia Saudita e Irán puede desembocar en guerra regional

El ruido de sables entre Arabia Saudí e Irán sobre Yemen ha alcanzado un pico peligroso, cuando este pasado jueves 9 de abril, el portavoz del ejército saudí, el general Ahmad Al-Assiri, advirtió: “los barcos iraníes tienen derecho a estar presentes en aguas internacionales, pero no se les permitirá entrar en aguas territoriales yemeníes”

Esta fue la réplica de Riad ante la decisión iraní de desplegar la Flotilla 34 de su marina de guerra, que consiste en el destructor Alborz y el buque de guerra porta-helicópteros Bushehr, en el Golfo de Adén frente a la costa de Yemen.


El general de Arabia señaló que Irán no había evacuado a ninguno de sus ciudadanos en Yemen porque, según él: “todos están involucrados en entrenar y armar a los huthis”.

Poco después de lanzar su ofensiva aérea a finales de marzo contra los rebeldes respaldados por Irán y las fuerzas leales al derrocado presidente Ali Saleh, los saudíes tomaron el control del espacio aéreo del país para impedir el desembarco de suministros iraníes transportados por aire para los huthis. 

A los vuelos rusos también se les prohibió aterrizar en el país en conflicto.



El general Al-Assiri emitió una amenaza aún más contundente: “Los iraníes que planean permanecer en el país se enfrentarán a la misma suerte que los Huthis y sus partidarios”.

Esto implica que los iraníes de la Guardia Revolucionaria no pueden abandonar Yemen y están amenazados de muerte si son detectados.

Teherán decidió enviar su fuerza naval más eficaz al Golfo de Adén cuando se dio cuenta de que Riad no accedería a sus advertencias de retroceder en Yemen.

El portahelicópteros Bushehr realizó su primer viaje a Port Sudan a finales de 2012 y tiene las siguientes características:

El nuevo buque de 13.000 toneladas transporta 12 helicópteros de ataque iraní, una tripulación de 200 personas y tiene un alcance de 8.000 millas náuticas que le permitiría llegar a la costa de Estados Unidos. 

Hay cinco puntos de aterrizaje en sus cubiertas y cuatro plazas de aparcamiento, así como misiles antiaéreos SM-1 y SAM y cañones antiaéreos de 40 mm Fath-40. 

Teherán invirtió 800 millones de dólares en su primer portahelicópteros.


UN POSIBLE CONFLICTO

Si Teherán no se asusta ante la amenaza saudí y ordena al buque Bushehr que navegue en aguas territoriales yemeníes, sus armas y misiles podrían tener radio de acción suficiente como para atacar objetivos en la vecina Arabia Saudita, más al norte. 

Teherán podría justificar este ataque escudándose en que el presidente yemení, Abd Rabbo Mansour Hadi, habría recibido asilo en Arabia Saudita.


Sin embargo, la Fuerza Aérea de Arabia también estaría en disposición de bombardear el Bushehr y otros buques de guerra para alejarlos de la costa yemení, e incluso hundirlos.
Las fuentes de Debka.com predicen que esta colisión aeronaval probablemente sería limitado en extensión, en el caso de producirse.

Tras alcanzar un punto máximo de tensión,próximo a una peligrosa crisis, el choque más probablemente se vería contenido, antes de que se convirtiera en una guerra en toda regla entre Arabia Saudita e Irán.

El apoyo de la administración Obama a la intervención de Arabia Saudita en apoyo del presidente de Yemen, de hecho ha sido calculada para mantener a Irán bajo control.

El martes 7 de abril, el secretario adjunto de Estado estadounidense, Antony Blinken, llegó a Riad y declaró:

 “Arabia Saudita está enviando un fuerte mensaje a la huzíes y sus aliados, diciéndoles que no pueden invadir Yemen por la fuerza. Como parte de ese esfuerzo, hemos acelerado las entregas de armas, hemos aumentado nuestro intercambio de inteligencia, y hemos establecido una célula de planificación conjunta y coordinación en el centro de operaciones de Arabia”.

Con ello, EEUU le envía un mensaje claro a Teherán.
  1. Teherán estaba siendo advertido de que no cometa el error de asumir que sus acuerdos con Washington, incluyen licencia para agredir a Arabia Saudita.
  2. Teherán fue notificado de que los jefes operativos saudíes recibirán información de inteligencia recogida por un satélite militar de Estados Unidos sobre la región, a través de su centro de coordinación conjunta en Riad. Esta información de inteligencia también cubriría los movimientos de los buques de guerra iraníes en el Golfo de Adén y el Mar Rojo.
  3. Información adicional de ayuda vital de Estados Unidos llegó el jueves 9 de abril de parte del portavoz del Pentágono, el coronel del Ejército Steve Warren. Anunció que la Fuerza Aérea de Estados Unidos había iniciado una misión de reabastecimiento en vuelo para “la misión liderada por Arabia, consistente en ataques aéreos contra los rebeldes chiitas Houthi en Yemen”. En su primera misión del miércoles, un avión estadounidense KC-135 Stratotanker reabasteció a un F-15 Eagle de la Fuerza Aérea Saudí y a un F-16 de los Emiratos Árabes Unidos.
Warren dijo que el Comando Central de Estados Unidos no entraría en el espacio aéreo yemení para llevar a cabo este tipo de asistencia aérea.

Sin embargo, un potencial choque militar aéreo o marítimo entre Arabia Saudita e Irán en las costas de Yemen no se puede descartar, sobre todo después de que Riyadh fortaleciera las tensiones este viernes con la prohibición impuesta a los vuelos iraníes que transportan peregrinos a La Meca.

No sería el primer tiroteo que se desencadenara en este conflicto yemení.

A principios de esta semana, los buques de guerra egipcios e iraníes intercambiaron disparos en su lucha por el control de la estratégica Bab el-Mandeb.

El episodio terminó con los barcos iraníes recibiendo la orden desde Teherán de romper el contacto y distanciarse de los barcos egipcios.

El comandante de la Armada iraní, el Almirante Habibollah Sayyari, más tarde negó informes que aparecieron en los medios de comunicación del Golfo que afirmaban que buques de guerra egipcios habían forzado a los buques de guerra iraníes a retirarse y a dejar el Golfo de Adén.

La tensión incendiaria en todo el Golfo de Adén y el creciente temor a una intervención militar saudí-iraní ha recaudado suficiente nivel de alarma en Occidente, como para que las flotas de EEUU, Francia y Gran Bretaña mantengan una presencia naval en el Golfo y estén en estado de alerta.

Visto en  :  El Microlector
Share on Google Plus

About CNA ALTERNEWS

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

La RED MINUTO A MINUTO