NO SOLO hay diferencia entre los políticos de la derecha y la izquierda, sino entre sus santos también



El obispo más violento de Colombia puede acabar de santo


Monseñor Miguel Ángel Builes forma parte de la lista de ocho sacerdotes y tres monjas colombianos que hacen cola en el Vaticano para lograr la canonización.

Para Monseñor Builes, obispo de Santa Rosa de Osos, resultaba aberrante que las mujeres llevaran pantalones, montaran a caballo y usaran minifalda.

Eran demoníacos los carnavales, los reinados, los boleros de Daniel Santos y el mambo de Pérez Prado

El cine no era más que “uno de los medios más eficaces de dañar las almas si no se le pone cortapisa” y la radio sólo era uno de los tantos vasos comunicantes de Satán.

 Los bailes fomentaban la fornicación y el bambuco “era un invento pagano”. 

Era pecado estar a la moda, leer el Tiempo, y sobre todo ser liberal.

Sus convicciones las volvía manual de comportamiento público desde el púlpito. 

Su fanatismo religioso con frases como “un campesino colombiano debe ser un soldado de Dios encargado de combatir el ateísmo liberal” o “Los obispos que no defenestran desde el púlpito la apostasía roja no son más que unos perros echados” con la que polarizó aún más la violencia bipartidista que azotó el país entre los años 1946 y 1964 y que dejó más de 200 mil muertos, parece terminará premiado cincuenta años después en el Vaticano con su eventual canonización.

La iniciativa de elevarlo a la santificación provino de la Hermana Nora de Jesús Gómez Vargas,teóloga de la congregación de Hermanas Misioneras de Santa Teresita de Jesús, fundada por el propio Builes quien también creo las Misiones extranjeras de Yarumales, una sólida orden religiosa con presencia en muchos países del mundo especialmente en Africa.

Lo postularon ya hace treinta años en un proceso que arrancó vigoroso pero que languideció cuando no lograron demostrar fácticamente el milagro que necesitaban para que ascendiera a la condición de beato.

Su vida de cruzado entregada desde los años 40 y 50 a la lucha por la prevalencia del catolicismo sobre apostasías como el liberalismo, el progreso, el protestantismo, los derechos de las mujeres o el comunismo con epicentro en el Norte de Antioquia, tuvo como recompensa la declaratoria de Siervo de Dios. 

Se le premiaron las virtudes teologales (fe, esperanza y caridad), las cardinales (fortaleza, prudencia, templanza y justicia) y el desprendimiento de cualquier deseo carnal.

La postulación llegó a Roma respaldada por una delegación de coterráneos defensores de la vida y obra de Miguel Angel Builes. 

Los feligreses dieron fe de sus horas de sueño sobre un duro catre, la austeridad con que se movía sin apoyo alguno y los largos ayunos de pan y agua así como la generosidad con la que mantenía las puertas de la casa cural abierta para los más necesitados: era el obispo de los más pobres.

Después de más de una década en la que poco o nada se oyó de monseñor en Roma, las Hermanas Misioneras de Santa Teresita de Jesús de la sede de Medellin retomaron el tema. 

Decididas a sacar adelante su propósito conformaron una delegación de notables compuesta por José Alberto Ossa Soto, actual obispo de Santa Rosa, el presbítero José del Rosario Jiménez Rangel, la Reverenda Madre Julia Matilde Pérez Arango para retomar el mensaje y llevarlo con más ahínco a Roma. 

Los despidieron el 16 de octubre del 2013 con un gran acto en el auditorio Pablo Tobón Uribe presidido por la imagen de monseñor Builes y colmado de feligreses con estampitas del Siervo de Dios. 

El evento fue la ocasión para presentar un nuevo libro de mil páginas sobre su vida y obra que sería el sustento de la solicitud con la que la delegación tocaría las puertas de los ocho sabios que tienen en sus manos las canonizaciones en el Vaticano. 

Llegaron a Roma en enero del 2014 y después de un año de estudio confían en que las buenas noticias llegarán en cualquier momento.

Su condición de Siervo de Dios es el primer peldaño de un recorrido que tiene, según la ultima actualización de normas de 1901, tres pasos. 

Le sigue la declaratoria de Beato para la cual sus postulantes deberán probar algún milagro. Los milagros siempre están relacionados con la vida y la muerte,razón por la cual en el vaticano hay un comité de médicos y teólogos encargado de valorarlos. 

Un segundo milagro es la condición para la canonización definitiva, tal como ocurrió con la Madre Laura a quien le fue aceptado la curación del médico Carlos Eduardo Restrepo ocurrida hace ocho años.

El escenario del Vaticano ha cambiado en un punto a favor de la pretensión de los colombianos: la llegada del embajador Gullermo Leon Escobar. Este Sociólogo nacido en Armenia, con un PHD en Filosofía y letras de la universidad de Bonn y teólogo de la Universidad Pontificia de Medellín, es un curtido diplomático conservador, conocedor de los intríngulis de la santa sede, quien ya representó a Colombia en el Vaticano durante los gobiernos de Andrés Pastrana y Alvaro Uribe, periodo durante el cual, y gracias quizás a la cercanía con Juan Pablo II, le imprimió ritmo a la canonización de la madre Laura Montoya y la de los otros doce colombianos que junto a Builes hacen cola en el Vaticano.

Se trata de siete sacerdotes colombianos beatificados por Juan Pablo II el 25 de octubre de 1992 junto a otros 71 mártires de la Orden de los Hermanos Hospitalarios quienes fueron unos de los 4.100 sacerdotes seculares, 2.300 religiosos y 283 monjas asesinados en los tres años que duró la Guerra Civil Española. 

Los colombianos Juan Bautista Velásquez , 1909 Jardín Antioquia; Eugenio Ramírez Salazar, 19131 Ceja, Antioquia; Arturo Ayala Niño, 1909 Paipa Boyacá; Fray Melquíades Ramírez , 1909 en Sonson Antioquia; Esteban Maya Gutiérrez nacido en 1907 en Pácora, Caldas; Gaspar Páez nacido en 1913 en la Unión, Huila y Rubén de Jesús López nacido en 1908 en Concepción, Antioquia, habían llegado a Ciempozuelos, una localidad a treinta kilómetros de Madrid, a trabajar en un manicomio en 1935. 

Un año después, cuando estalla la guerra civil, un escuadrón comunista los detiene y los lleva a una cárcel en Madrid. 

Las gestiones del embajador de Colombia permiten la excarcelación de los siete religiosos y los remite en tren a Barcelona para que tomen un barco de regreso al país, con tan mala suerte que en mitad del trayecto son detenidos por agentes de la FAI (Federación Anarquista Española) y sin juicio previo son fusilados en el año 1936.

Una, monja Gabriela de San Martin, nacida en Firavitoba Boyacá está en busca de alcanzar el segundo paso hacia la canonización. 

La religiosa perteneció a la orden de las Hermanas Dominicas de Santa Catalina de Sena. La madre Gabriela dedicó su vida a la educación y a trabajar por el noviciado para enriquecer la orden en Colombia. 

Las hermanas de la comunidad están empeñadas en avanzar y el pasado mes de abril la hermana Sor Clara Emilia Vásquez Pinzón viajó a Roma a entregar los documentos que sustentan tres de los milagros que se le atribuyen Gabriela de San Martin con la esperanza de que pasen la prueba en el Vaticano.

Otra religiosa Maria Brenice, fundadora de la Congregación Religiosa Hermanitas de la Anunciación, ha comenzadpo a recorrer el camino a la santidad. 

Buena parte de su vida la pasó en Salamina, Caldas, donde su papá era un poderoso terrateniente pero concluyó su trabajo humanitario en Medellin donde murió en 1993.

Pero sin duda quien más opcionado en este competido camino hacia la canonización en la iglesia está es el Beato Mariano de Jesús Euse Hoyos,nacido en Angostura, también en el norte de Antioquia. 

El 3 de marzo de 1990 Juan Pablo II lo nombró patrono de la paz para Colombia, así que el esfuerzo del embajador Guillermo Leon Escobar será canalizar el impulso que le dio el Papa porque sin duda el popular Marianito sería el mejor compañero de la madre Laura en el santoral colombiano.

AGATON

Rouco presiona a los Obispos para que no asistan a Beatificación de monseñor Romero


El ex presidente de la CEE ha presionado a los obispos españoles para que no asistan hoy a la “beatificación política” de monseñor Romero.

Antonio María Rouco Varela se resiste a dejar de tener poder. 

El ex presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), del ala más conservadora de la iglesia, ha presionado bajo mano a los obispos españoles para que no asistan hoy en El Salvador en la que él llama “beatificación política” de monseñor Óscar Romero, según informa periodistadigital.

La influencia del cardenal, parece que sigue siendo importante porque el único representante de la CEE será el sacerdote José María Gil. 

Esto ha provocado que el propio nuncio del Papa en España, Renzo Fratini, se quejó ante el actual presidente de la CEE, Ricardo Blázquez,y haya calificado de “vergonzosa” la situación.

Romero fue asesinado hace 35 años por el régimen militar. 

El constante reclamo de Romero contra el sufrimiento de los pobres y su defensa de la teología de la liberación le ocasionaron numerosos conflictos, tanto con el gobierno salvadoreño como con la jerarquía de la Iglesia Católica, con Juan Pablo II a la cabeza. No ha sido hasta ahora, con el papado de Francisco, que se rehabilitará su figura.

Above is the content the blog provided. If incomplete, read the original here.


El obispo marxista y "endemoniado" 

de Juan Pablo II pasa a ser beato 

con el Papa Francisco

El Papa beatifica este domingo al arzobispo de El Salvador Óscar Arnulfo Romero, que luchó contra los poderosos y fue asesinado por la extrema derecha
El Papa Wojtyla se negó a escuchar las denuncias Romero. Teólogos de la liberación explican a eldiario.es cómo Roma se desentendió de él
Rouco presiona a los obispos españoles para que ninguno de ellos acuda a la beatificación de Romero
El Salvador conmemora el aniversario del asesinato de Romero y reclama justicia
El 24 de marzo de 1980, un francotirador de la extrema derecha salvadoreña asesinaba de una bala en el corazón al arzobispo Óscar Arnulfo Romero. 

Este domingo, 35 años después, San Romero de América, el obispo defensor de los pobres y su dignidad, será beatificado en una multitudinaria ceremonia por el Papa Francisco, quien lo ha reconocido como "mártir de la Iglesia y de los oprimidos". No siempre ha sido así.

El pontificado de Francisco supone una vuelta a la Iglesia de los pobres, de los orillados. 

Y ese modelo necesita de ejemplos, como los de Romero, Angelelli o Hélder Cámara, obispos latinoamericanos a los que Juan Pablo II acusaba de comunistas y negaba el pan y la sal. 

Con Bergoglio, muchas cosas han cambiado, y ahora Romeroes santo, y es mártir.

Aunque algunos no se hayan dado cuenta, como los obispos españoles que, en una decisión sin precedentes, no han enviado a ningún prelado a la beatificación, pese a que estaba prevista la presencia de su presidente, Ricardo Blázquez. 

Según informa Religión Digital, fue el cardenal Rouco quien presionó a varios obispos que tenían previsto asistir, aduciendo que se trataba de una "beatificación política". Finalmente, el único representante de la CEE será su portavoz, el sacerdote José María Gil Tamayo.

"Yo estaba ciego. Estaba con los ricos. 

Me había olvidado que el evangelio nos pide estar al lado de los pobres", dijo Romero en una entrevista poco antes de ser asesinado. Después llegarían la masacre de Ellacuría y sus compañeros jesuitas. Bajo el silencio y, para algunos, la complicidad, del Vaticano.

Wojtyla "no pudo o no quiso" escuchar a Romero

"A Romero lo mataron los poderes militares, pero le dejó morir una Iglesia aliada al sistema, una Iglesia que ahora se dice orgullosa de él", recuerda el teólogo Xabier Pikaza, quien añade cómo el entonces Papa -el hoy canonizado san Juan Pablo II- lo recibió de malos modos diez meses antes de su asesinato, y no quiso o no pudo" escuchar a Romero frente a la dictadura militar que se las daba de ultracatólica y acabó manchando de sangre todo El Salvador.
Mural en honor a monseñor Romero
Hasta hace dos años, como señala el teólogo peruano -uno de los padres de la Teología de la Liberación-, Gustavo Gutiérrez, el proceso de beatificación de Romero estaba "guardado en un cajón del Vaticano", pues desde la Curia se consideraba al arzobispo mártir un comunista. 

Poco antes de su asesinato, después de que Romero regresara sin conseguir el apoyo de Juan Pablo II, instancias eclesiásticas de América y Roma llegaron a acusar al prelado de estar "endemoniado" y reclamaban que se le realizara un exorcismo.

"Hablaban de muerte política"

Leonardo Boff, otro de los mitos de la teología de la Liberación, defiende esta idea:

 "Roma tardó muchos días en reconocer su asesinato. 
Los detractores del compromiso de la Iglesia con los pobres hicieron circular la versión de que se trataba de una muerte de origen político y no religioso. Después condenaron el acto sin mencionar a los autores".

Jon Sobrino es jesuita, coautor de 'Romero de América. Mártir de los pobres' (Mensajero), y por una casualidad salvó su vida cuando, el 16 de noviembre de 1989, un escuadrón paramilitar asesinaba a Ignacio Ellacuría y sus compañeros jesuitas de la Universidad Centro Americana. 

Durante años, luchó para que sus hermanos y monseñor Romero fueran beatificados. 

El muro del Vaticano parecía impenetrable. "Los dos papas anteriores, Juan Pablo II y Benedicto XVI, habla­ron de ello, pero no con mucha convicción y decisión. Y se no­taba el temor de incomodar a los poderosos: 'Todavía no es el tiempo oportuno'. El lengua­je del Vaticano era ambiguo y poco entusiasmante", sostiene el religioso.

Mural de Romero en las calles de San Salvador

"Todo ha cambiado con el papa Francisco. 

Hace un año dijo que la causa de monseñor estaba estancada, pero que sin duda avanzaría. 

Más que estancada pienso que estaba bloqueada por muchos intereses que nada tienen que ver con Jesús de Na­zaret", concluye.

La beatificación es la forma en que la Iglesia reconoce la santidad de un cristiano. Para ser beato, se requiere un milagro atribuido a la intercesión del candidato después de su muerte o, como es el caso, que se reconozca su martirio. 

Tras la beatificación, el siguiente paso es la canonización, para la cual se necesita otro milagro. Ahora Romero será beato. 

En un futuro, tal vez, se le pueda llamar oficialmente "San Romero de América".

Share on Google Plus

About CNA ALTERNEWS

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

La RED MINUTO A MINUTO